MI BLOG

MI BLOG

SEGUIDORES

MI KIMBA

MI KIMBA
MI KIMBA

MI CHICO

MI CHICO
MI CHICO

MI NINET

MI NINET
MI NINET

RETAZOS DEL ALMA

RETAZOS DEL ALMA

5 de mayo de 2011

0

LA ISLA SOLITARIA











En un barco que viajaba rumbo a la vida, cayó una persona al agua que no sabía nadar. Sin saber cómo, despertó en la orilla de una isla.
Con mucho miedo recorrió aquel lugar y no habitaba nadie, estaba completamente sola y entonces se puso a llorar, mientras reflexionaba.
Al final de tanto pensar, renegar y ponerse triste, acabó durmiéndose sin frío de ninguna clase, pues en aquel lugar hacía calor.
A la mañana siguiente se despertó creyendo que era una pesadilla, pero conforme iba reaccionando se percató de que todo era real. 
Después de la lucha interior que mantuvo con si mismo, tomó la decisión de que aquella iba a ser su casa durante mucho tiempo y empezó a tomar medidas, para sobrevivir.
Como pudo se hizo un refugio, se alimentaba de las frutas que veía en los árboles, de los peces que cogía, los cuales se comía crudos, se tapaba con las hojas que iba recogiendo y al final se sintió feliz en medio de su soledad.
Pasó un año en aquellas circunstancias hablándole al viento, parecía que había perdido la razón, pero entonces se puso a mirar aquel cielo azul tan bello; y algo le hizo rezar por primera vez en su existencia. Lo hacía como sabía, pero sus palabras nacían de su corazón y de su alma.
Tras ir pasando el tiempo e ir disminuyendo en su fuerza física de repente; se encontró con otro náufrago en la orilla del mar, que llevaba un chaleco salvavidas, le ayudó a recuperarse y comenzaron una nueva experiencia compartida entre los dos. 
La relación no era muy buena al principio, pero no les quedaba más remedio que apoyarse mutuamente; y así sin darse cuenta, se convirtieron en muy buenos amigos y compañeros.
Cuando el primero se puso a rezar, el otro le decía que era inútil hacerlo porque Dios no existía, aquel no le contestaba y cuando terminó le hizo una pregunta: ¿Por qué piensas así? el amigo le dijo: Porque nos ha abandonado aquí y vamos a morir sin ver a nuestras familias. Quedaron en silencio mirándose profundamente a los ojos y se fueron a descansar.
A la semana siguiente vieron un barco a lo lejos y entonces el que tuvo fe, le suplicó al Señor que alguno cogiera los prismáticos de observación y mirara hacia la isla, su petición se hizo realidad y se quedaron fascinados al ver que el barco se iba acercando.
Los dos fueron salvados, llegaron a la ciudad, no querían separarse y cuando lo hicieron, se dieron un fuerte abrazo de amistad.
Transcurrió bastante tiempo y por casualidad en una librería religiosa, se encontraron los dos; la alegría fue inmensa y cuando se dijeron que eran sacerdotes, el que no daba crédito era el que rezó aquel día. Entonces le comunicó que se iba a las misiones y el otro le dijo que también, resultó que ámbos iban destinados a petición propia al mismo lugar.
El que era incrédulo le dijo al otro: A través de ti supe que Dios existía y que te utilizó para hacerme siervo suyo, mi familia está contenta con mi cambio y ahora soy otra persona.
Entonces juntos y compartiendo aquella dicha se fueron diciendo; que para Dios no había nada imposible cuando las cosas se piden desde la fe verdadera y no cuando se habla de creer, pero en realidad no hay nada.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invito a expresarte, a que digas algo o dejes la huella de tu presencia de alguna manera, puedes elegirla a tu gusto.
Respétame y serás respetado y te invito a suscribirte, para verte entre mis amigos.
Para mi, sería un placer conocer tu opinión o lo que sientas, pues los comentarios son el alimento y la gratitud de poder seguir compartiendo.
Opinar es gratis y no cuesta dinero, os invito a hacerlo libremente.
Gracias y besitos sea lo que sea, que hayáis decidido...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscador en Youtube