MI BLOG

MI BLOG

SEGUIDORES

MI KIMBA

MI KIMBA
MI KIMBA

MI CHICO

MI CHICO
MI CHICO

MI NINET

MI NINET
MI NINET

RETAZOS DEL ALMA

RETAZOS DEL ALMA

27 de mayo de 2011

0

LA MOSCA QUE LES DIO DE COMER







Cuando tenía 30 años, recuerdo que un día en el que aún estaba sola, me fui a comer a un famoso restaurante de Valencia, situado en pleno centro de la capital.
Entré pronto con el propósito de estar tranquila y terminar cuanto antes, para  irme al hostal en donde me hospedaba. Enseguida vino un camarero muy elegante, me entregó la carta y pedí lo que me apeteció. Siempre había soñado en trabajar y ganar lo suficiente, para permitirme llevar una vida algo cómoda en éste aspecto.
Mientras disfrutaba con mis platos, entró en el local una pareja con acento extranjero y se sentaron justamente en una mesa, que estaba situada a mi lado.
La presencia era normal y sus vestimentas también, me cogieron la carta dándome las gracias y cuando llegó el camarero, ya habían elegido todo lo que se iban a comer.
Empezó a traerles un aperitivo, las bebidas, una ensalada, un primer plato y el segundo; pero mientras él pedía su postre, ella solicitó repetir con una nueva ración de paella mixta.
Me llamó la atención aquel apetito tan exagerado, pero como eran jóvenes, tampoco le dí ninguna importancia.
Mientras me tomaba el café y me fumaba un cigarrillo observé algo raro, se reían sin parar y hablaban en su idioma. De reojo vi que ella se sacaba algo de un bolsillo, entonces al hombre le cambió la cara y llamó en voz alta al camarero, éste vino rápidamente; y con una mala educación enorme, se pusieron a gritarle y le enseñaron el plato de paella con una mosca muerta. 
Acudió el dueño del restaurante para tranquilizarlos y que no siguieran voceando, pues aquello representaba un desprestigio para el negocio.
Con toda galantería les dijo que la casa les invitaba, pero que abandonaran el lugar inmediatamente y así fue como salieron hinchados de tanto comer.
Después me miraron a mí y me dieron la opinión que tenían de aquella trampa que les habían tendido, lo habían planeado todo, porque no disponían de dinero y necesitan llenar el estómago.
Mi criterio coincidía con el de estos señores y se lo puse de manifiesto, pero no quise juzgarlos, porque pasar hambre es muy duro. Tampoco me pareció correcto el método que utilizaron, pero a veces se piden las cosas a las buenas y hay sitios que antes prefieren tirar las sobras a la basura, que guardarlas y dárselas a los pobres.
Aquella anécdota me vino a la mente viendo una película muy famosa, que se titulaba Víctor o Victoria, en la que justamente la protagonista, junto a un amigo íntimo en la misma, utilizaban el mismo método, pero en esta ocasión con una cucaracha.















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invito a expresarte, a que digas algo o dejes la huella de tu presencia de alguna manera, puedes elegirla a tu gusto.
Respétame y serás respetado y te invito a suscribirte, para verte entre mis amigos.
Para mi, sería un placer conocer tu opinión o lo que sientas, pues los comentarios son el alimento y la gratitud de poder seguir compartiendo.
Opinar es gratis y no cuesta dinero, os invito a hacerlo libremente.
Gracias y besitos sea lo que sea, que hayáis decidido...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscador en Youtube