MI BLOG

MI BLOG

SEGUIDORES

MI KIMBA

MI KIMBA
MI KIMBA

MI CHICO

MI CHICO
MI CHICO

MI NINET

MI NINET
MI NINET

RETAZOS DEL ALMA

RETAZOS DEL ALMA

30 de marzo de 2011

0

EL MENDIGO DEL PARQUE











En un parque muy importante que había situado en medio de una bonita ciudad, vivía un anciano mendigo en compañía de su ratoncito y de su amigo fantasma, con el que solía hablar siempre.
El mendigo era consciente de que se estaba muriendo y de que le quedaba poco tiempo de vida, los restos de comida que conseguía o le daban, los repartía con su ratoncito, que dormía en el bolsillo de su chaqueta.
Un día se enteró de que iban a convertir el parque, en un lugar solamente para niños, de que pondrían juegos para ellos y de que prohibirían dormir a los vagabundos en sus bancos y estar allí.
En una de las veces que se puso a pensar, empezó a llorar amargamente y al levantar la cabeza vio ante él a un muchacho joven, que no le quitaba la mirada de encima.
Aquel joven le preguntó: ¿Por qué lloras anciano?...aquél le contestó: Porque pronto me quedaré sin hogar y no sabré a donde ir a morir. El joven sorprendido por la respuesta le pregunto: ¿Pero anciano esto es un parque, no es una casa que te de un techo y calor. Entonces el viejo le añadió: Muchacho hablas así porque tu lo habrás tenido siempre, pero a mi la vida me trató muy mal  y ahora estoy agradecido de tener mi parque, todos me conocen y quiero fallecer aquí.
El chico seguía intrigado por esas respuestas y de repente, le dio una palmada en la espalda y le dijo: ¿Sabes mendigo? yo también me estoy muriendo y mi padre es un hombre muy importante, no te preocupes ni sufras, porque voy a hablar con él y le convenceré para que utilice sus influencias y paralicen lo que quieren hacer con el parque.
EL joven cogió al anciano, lo levantó y se lo llevó a su casa para presentarle a su padre, cuando su padre los vio reaccionó queriendo tirar al mendigo a la calle, pero el hijo se le puso delante y le contestó: Si lo tiras a él me estás tirando a mi, porque somos amigos y su hogar es el parque que quieren transformar. Yo me estoy muriendo y él también, solamente quiero que te encargues de que paralicen las obras y le dejes morir allí, porque es el único deseo que tiene y que pide.
El padre avergonzado de las palabras de su hijo al que pronto iba a perder, se puso a recapacitar y lo abrazó con todas sus fuerzas, se sentía orgulloso de la bondad de su corazón y de la lección que le había dado.
Entonces comieron juntos, todo lo que quisieron, estubieron hablando y jugando con el ratoncito, el mendigo siguió en su parque y todos los días iba su amigo de verdad a estar a su lado.
Un día tardaba mucho en llegar a su hogar y su padre alarmado, avisó a la policía que se puso enseguida a buscarlo, pensaba que el anciano le había hecho algo malo. Cuando llegaron al parque se los encontraron a los dos abrazados y muertos.
En sus rostros se reflejaba Paz y Amor y entonces el padre juró ante la presencia de los dos, que en aquel parque habría sitio para todos.















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te invito a expresarte, a que digas algo o dejes la huella de tu presencia de alguna manera, puedes elegirla a tu gusto.
Respétame y serás respetado y te invito a suscribirte, para verte entre mis amigos.
Para mi, sería un placer conocer tu opinión o lo que sientas, pues los comentarios son el alimento y la gratitud de poder seguir compartiendo.
Opinar es gratis y no cuesta dinero, os invito a hacerlo libremente.
Gracias y besitos sea lo que sea, que hayáis decidido...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscador en Youtube