MI BLOG

MI BLOG

SEGUIDORES

MI KIMBA

MI KIMBA
MI KIMBA

MI CHICO

MI CHICO
MI CHICO

MI NINET

MI NINET
MI NINET

RETAZOS DEL ALMA

RETAZOS DEL ALMA

4 de febrero de 2011

2

EL PLANETA











                                               


                                                                                                                                                            Había en el universo, una bola muy grande llamada tierra, en donde habitaban seres diminutos con el nombre de seres humanos.
Todos tenían un cuerpo, unos diferentes a otros, pero en su interior tenían algo igual, el corazón y el espíritu. Unos eran hombres y otros eran mujeres, ambos también tenían mente para pensar, así como manos y piernas.
La unión de estos machitos y hembras servía para procrear. Otros los creó para amarse sin distinción de sexo,  pero ellos no lo sabían,  porque vivían con la inocencia y la pureza.
Un Gran Poderoso llamado Dios, les regaló toda clase de virtudes, la humildad, la caridad, la fe, la amistad, la felicidad, la pureza, la inocencia, la maravillosa naturaleza con toda clase de animales, todo tipo de alimentos y la sencillez de sentirse todos iguales.  A ninguno le importaba si algunos diminutos eran gordos o flacos, o si eran altos o bajos.
Todo funcionaba de maravilla, pero de repente apareció un monstruo espantoso, llamado Demonio. Esta malvada criatura supo engatusar a los diminutos, ofreciéndoles el poder para hacer lo que quisieran. Un poder que aquellos aceptaron sin pensarlo dos veces. Les prometió que con él, alcanzarían todo aquello que se propusieran  y serían más grandes que el Gran Señor Dios.
Desde aquel mismo instante, le pusieron por nombre Dinero y todo lo que habían disfrutado hasta entonces, dio la vuelta completamente.
Las virtudes fueron desapareciendo con el tiempo, se declararon guerras, robos, violaciones, no importaban los demás y solamente triunfaban los reyes de la riqueza material.
El Gran Señor Dios, respetando la decisión que tomaron los diminutos, decidió concederles la tan ansiada libertad y les habló del bien y del mal, para que supieran tomar el camino que ellos decidieran.
Poco a poco fue pasando el túnel del tiempo y la mente les desarrolló una gran inteligencia, lo malo es que no supo emplearla para cosas, que solamente fueran buenas.
La mayoría, endureció su corazón, no creían que tenían espíritu, se les fué la fe, la caridad, la humildad y cada cual iba a la suya.
La verdadera amistad iba desapareciendo e iban entrando los llamados amigos, los que sirven para acompañarse, divertirse y criticar a los demás.
La inocencia de los diminutos había desaparecido y llegó la maldad, la humildad se convirtió en prepotencia, la sencillez en orgullo, la caridad en egoísmo, la educación en la falta de respeto y el diálogo en peleas.
Cada uno siguió por el camino que eligió libremente, pero ese camino del mal estaba tan colapsado que comenzaron a matarse.
El otro camino está muy muy fluido, pero los que circulan por él, aunque tropiezan con los enemigos del mal, salen los guardianes del amor, para protegerles y hacerles justicia.
Ahora la bola del universo llamada tierra, se ha convertido en una bola de fuego, en donde se va destruyendo los maravillosos dones, que nos dejó nuestro Señor el Gran Dios.
El monstruo Demonio, se ríe escondido ante su triunfo; porque con su gran sabiduría, supo encontrar en los diminutos su punto vulnerable, el único que está acabando con el espíritu y el corazón de estos seres humanos, cuyo final es una muerte inevitable en la que se irán tan vacíos como llegaron.




















2 comentarios:

  1. Un cuento muy real en el que, por desgracia, nos incluímos todos. Enhorabuena por este maravilloso blog, te leo cada día, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Este cuento es mu real x todo lo ke dice, me ha gustado muxo.
    Chao

    ResponderEliminar

Te invito a expresarte, a que digas algo o dejes la huella de tu presencia de alguna manera, puedes elegirla a tu gusto.
Respétame y serás respetado y te invito a suscribirte, para verte entre mis amigos.
Para mi, sería un placer conocer tu opinión o lo que sientas, pues los comentarios son el alimento y la gratitud de poder seguir compartiendo.
Opinar es gratis y no cuesta dinero, os invito a hacerlo libremente.
Gracias y besitos sea lo que sea, que hayáis decidido...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscador en Youtube